Content

0 comentarios

Cajonera DIY


Hay veces que buscamos un mueble con unas medidas tan específicas que es imposible encontrarlo, yo necesitaba una cajonera que encajara en el hueco que me dejaban en un rincón del pasillo dos armarios Godmorgon de Ikea y encontrar una cajonera de 96 cm de alto, por 21 de ancho con un fondo de solo 14 cm, era imposible, así que tocaba ponerse manos a la obra y fabricarse una.

En esta entrada vamos a ver cómo hacer nuestra propia cajonera con las medidas que nosotros queramos.

¿Qué necesito?

- Madera /DM/ Ocume
- Listón de 1cm
- Tiradores para cajones.
- Sierra
- Taladro
- Martillo
- Metro
- Lapiz
- Cola para madera
- Puntas

¿Cómo lo hago?

Primero debemos hacer un armazón que albergue los cajones. Utilizaremos 4 tablas de madera de las medidas que necesitemos que tenga la cajonera y otra tabla más para que haga de fondo. (En mi caso, la cajonera va a ir colgada en una pared que no es muy regular, por lo que no le he puesto fondo)

1. Las tablas se unen primero con cola blanca para madera y después se refuerzan clavando unas cuantas puntas a lo largo de las uniones.

*Si queréis y el grosor de la madera os lo permite, podéis meter  también tubillones de madera para reforzar las uniones.


2. En los laterales de esta estructura, medimos la distancia a la que queremos que estén los cajones y clavamos con puntas unos listones de madera de 1cm de grosor sobre los que se apoyarán y deslizarán los cajones.


Para hacer los cajones:

1. Medimos el hueco que nos queda libre en el interior del armazón que hemos hecho.
2. Cortamos varios trozos de madera para hacer la base, el fondo y los laterales del cajón.
3. Los unimos con cola blanca y reforzamos la unión con puntas.


4. Unimos esta estructura al frente del cajón, que será una tabla un poco más larga y más ancha que el cajón en sí. Esta unión la haremos sólo con cola de madera, porque las puntas se verían y quedarían feas.

5. Ahora toca la parte estética: lo podemos pintar, barnizar, forrar con un papel bonito, vinilo, etc. (si lo vamos a forrar, sí que podemos poner puntas en el frente ya que no se van a ver)


6. Finalmente con el taladro hacemos un agujero en el centro de cada frente y colocamos los tiradores introduciendo el tornillo por la parte interior del cajón y enroscando el pomo por la parte exterior.


Pensaba dejar los cajones de color blanco como en las fotos que veis, pero al ponerlo junto a los armarios Godmorgon, se veía que eran dos tonos de blanco diferentes, así que opté por forrarlo con vinilo de color gris y así quedó la cajonera acabada.

Más información »
0 comentarios

Cajón a medida para estanteria de mesas Lack


¿Os acordáis de la estantería que hicimos con dos mesas Lack para aprovechar un hueco muerto del despacho? Podéis verla pinchando en este enlace.

Recordaréis que para aprovechar la parte inferior que quedaba condenada con el sofá, hicimos un apaño rápido creando un cajón con el cartón del embalaje de las mesas.


Ahora hemos cambiado el sofá de sitio y el cajón de cartón ya no nos parece una solución adecuada, por lo que vamos a hacer un cajón en condiciones para seguir guardando las mismas cosas en ese hueco, pero que quede mejor estéticamente.


¿Qué necesito?

- La balda inferior de una de la mesas que no usamos en su momento.
- Cinta de carrocero
- Sierra
- Ocume de 1cm de grosor
- Cola blanca para madera
- Puntas finas
- Martillo
- Escuadras metálicas
- Tornillos con menos de 1cm de rosca
- Fieltro adhesivo
- Taladro
- Destornillador.
- Tiradores.
- Pintura blanca (opcional)
- Pincel (opcional)

¿Cómo lo hago?

Como frente del cajón vamos a utilizar la balda inferior que nos sobró de una de las mesas Lack y que no utilizamos al hacer la estantería. Es perfecta porque tiene el mismo color y acabado que el resto de la estantería.

Como es demasiado grande la tenemos que cortar. Debe tener 79,5cm de ancho por 39,9cm de alto.

Para que no se levante la pintura blanca al hacer el corte, ponemos un poco de cinta de carrocero donde tenemos que cortar.


Haremos el corte en el lateral que menos se vea y en la parte inferior, así las zonas que no tienen canteado quedan más disimuladas.

No obstante, de forma opcional podemos mejorarlas un poco pintando esos cantos, primero con un poco de cola blanca para que selle la superficie y después con un poco de pintura.

O podemos comprar en nuestra tienda de bricolaje unas tiras que existen para cantear tableros, que se venden en rollos y se pegan con la plancha de la ropa.


El resto del cajón, lo haremos con una tabla de ocume de 1cm de grosor. Tomamos medidas y cortamos las piezas que necesitamos para hacer la base, el fondo y los laterales del cajón. También podemos pedir que nos lo corten en nuestra tienda de bricolaje al comprar el material.

Pegamos las tablas de ocume entre sí con cola blanca, esperamos que seque y afianzamos la unión clavando varias puntas.


Para unir el armazón que hemos hecho de ocume con la parte frontal, lo pegamos igualmente con cola blanca. Pero en este caso no podemos clavar puntas para afianzar la unión porque se verían y quedarían feas.

Por eso, vamos a colocar en el interior del cajón escuadras metálicas en forma de "L" que fijaremos con tornillos que no tengan más de 1 cm de rosca para que no atraviesen al otro lado del frontal.

Al pegar la carcasa con el frontal, debemos tener en cuenta que el cajón se apoyará sobre la balda que pusimos como base de la estantería, por lo que debemos medir la distancia de esa balda al suelo (que si os acordáis del otro post eran 5 cm), y dejar esa misma distancia entre la parte inferior del frente del cajón y la base de nuestro armazón de ocume, como se ve en la foto.


Para que el cajón se deslice bien sobre la balda de la estantería, le colocamos en la parte inferior unas tiras de fieltro adhesivo.


Por último, marcamos dónde queremos colocar los tiradores del cajón. Hacemos un agujero con el taladro y finalmente los instalamos con sus respectivos tornillos.

Más información »
0 comentarios

Detalles de Boda: Regalo para los Novios "Hucha DIY"


Si cuando vais a hacer un regalo de boda, os parece que dar el dinero en un sobre es aburrido, podéis aderezar el detalle con un pequeño DIY como este.

Todos sabemos que una boda conlleva muchos gastos, y lo que queremos al regalar dinero es ayudar un poco a sufragarlos, por lo que la idea del ahorro siempre está ahí.

Me parece que la idea de la hucha del blog de Baballa que hace que visualices aquello para lo que estas ahorrando, cuadra muy bien en este aspecto y los novios pueden utilizarla para ahorrar para la luna de miel, alguna cosa para la casa, o cualquier proyecto que quieran emprender en esta nueva etapa de sus vidas.

Esta hucha también vale como detalle de los novios hacia la próxima pareja en casarse. En ese caso el fondo de la hucha podría ser una foto de la pareja, unos muñecos de boda, o simplemente una frase del tipo "Id ahorrando que sois los siguientes".

¿Qué necesito?

- Un marco de fotos que debe tener hueco suficiente entre el cristal y el fondo para que quepan las monedas. (Para este cometido, el marco RIBBA de IKEA es un buen candidato, pero vale cualquiera que cumpla esa característica).
- Taladro con broca.
- Lija
- Lápiz
- Regla o metro
- Pintura del color del marco (opcional)
- Pincel (opcional)
- Celo
- Tijeras
- Ordenador con impresora (opcional)
- Billetes

¿Cómo lo hago?

1. Desmontamos el marco quitando la tapa del fondo, el cartón que hace de paspartú y el cristal, y nos quedamos con el marco exterior y el interior.

2. Medimos y marcamos dónde queremos hacer la ranura para las monedas. (Tened en cuenta el grosor del primer marco, y el grosor del cristal, para que las ranuras de los dos marcos coincidan perfectamente).

3. Con el taladro y una broca del nº4 hacemos varios agujeros muy juntos a lo largo de la ranura.

4. Lijamos para dejar la ranura lisa.

*Para lijar más cómodamente el interior de la ranura, podemos enrollar un trozo de papel de lija sobre una superficie dura y plana, por ejemplo una regla o un trocito de madera y así nos resultará más fácil el trabajo.


5. (Opcional) Una vez terminado pintamos el interior de la ranura del color del marco con un pincel pequeño. Así el acabado será mejor y podemos disimular también las pequeñas imperfecciones que hayamos podido provocar.


*Si al hacer el corte se os ha levantado mucho la pintura del marco y veis que os ha quedado muy mal, podéis lijar bien todo el marco y pintarlo entero con spray.
* Si la pintura no es lo vuestro, también podéis forrarlo con vinilo o washitape o lo que más os guste

6. Montamos de nuevo el marco con su cristal

7. Imprimimos o recortamos de un catálogo o donde sea una foto con el objetivo para el que hay que ahorrar, en este caso: un viaje a la Costa Oeste de USA.
Si utilizáis el mismo marco RIBBA que yo, la imagen debe tener un tamaño de 23x23 cm, por lo que si la vais a imprimir debéis hacerlo en una hoja tamaño DIN A3, ya que en un folio normal no cabe.

*Al hacer el diseño, debéis contar con que el marco interior tiene un grosor de 0,5 cm por lo que ese trozo de imagen no se verá.

8. Colocamos la imagen pegada al paspartú con un poco de celo para que se pueda reemplazar por otra imagen cuando haga falta.

9. Montamos el cuadro de nuevo, lo cerramos con sus pestañitas y listo para llenarlo de dinero.


10. Llenamos la hucha con el dinero que vamos a entregar a los novios, y en esta ocasión hemos querido hacerlo con corazones de billetes. Aquí podéis ver cómo se hacen.


Finalmente, si queréis darle un toque más personal, en la parte trasera del marco podéis escribirles una dedicatoria a los novios.
Más información »
0 comentarios

Papiroflexia: Corazones con billetes


En esta entrada vamos a ver cómo hacer de forma sencilla corazones con billetes.

Esto nos puede servir para dar dinero de una forma original cuando queremos hacer un regalo. Los podemos meter en una cajita, pegarlos a unos palitos de madera y clavarlos en un macetero, o como en este caso, meterlos dentro de una hucha trasparente.

¿Qué necesito?

- Billetes.

¿Cómo lo hago?

Paso 1. Doblamos el billete por la mitad.


Paso 2. Abrimos el billete y llevamos cada extremo hacia el doblez que hemos hecho en el centro.


Paso 3. Le damos la vuelta y llevamos las dos esquinas inferiores hacia el centro del billete


Paso 4. Doblamos la parte superior hacia abajo. En cada lateral lo ahuecamos un poco y lo aplastamos en la esquina como se ve en la foto.


Paso 5. Doblamos la parte superior desde el centro hacia el exterior formando dos picos y luego doblamos la parte superior del pico hacia abajo para darle al corazón una forma más redondeada.


Más información »
0 comentarios

Luz de bienvenida al entrar en casa


¿Qué os parece la idea de que cada vez que abráis la puerta de casa, se encienda una luz de cortesía que os permita ver un poco al entrar o salir?

Este brico es muy fácil y a mi me resulta muy útil cuando salgo de casa y aún es de noche, (ya que esta iluminación me permite meter la llave en la cerradura sin dar la luz de mi recibidor ni la del rellano que no me pilla muy a mano) o también cuando llego a casa cargada con bolsas sin manos libres para dar al interruptor. 

En esta ocasión, yo conté con la inestimable ayuda de mi cuñado Alberto, que es el chispas de la familia :)

¿Qué necesito?

- Interruptor adhesivo con circuito "normalmente cerrado"
- Tira de luces LED a 220V o cualquier otra lámpara o bombilla que queráis que se encienda al abrir la puerta.
- Tijeras de electricista
- Destornillador
- Cinta aislante
- Soldador (opcional)
- Estaño (opcional)
- Tubo termo-retráctil (opcional)

¿Cómo lo hago?

Yo voy a usar un interruptor adhesivo, porque no quiero taladrar el interior de la jamba de la puerta para poner un interruptor ahí (que es como suelen instalarse este tipo de luces).

Este elemento está compuesto por dos piezas: una va pegada a la puerta y la otra al marco, de manera que cuando la puerta está cerrada, están unidas por medio de un imán (no es necesario que lleguen a tocarse del todo). En esta posición la luz está apagada, y al abrir la puerta esas partes se separan y se enciende la lámpara.

Para que funcione de esta forma, debemos comprar un interruptor del tipo "normalmente cerrado".

*Si lo compráis por internet, aconsejo que os aseguréis bien con el vendedor sobre el tipo de interruptor que es, porque he visto en varias páginas que la descripción "normalmente abierto" y "normalmente cerrado" es confusa y que pides un interruptor de un tipo y te lo mandan del otro. Así que, ¡ojo!.


Las luces a encender o apagar, pueden ser las que vosotros queráis, yo lo voy a hacer con una tira de LEDs que pondré alrededor del zócalo. Como van enchufadas a la red de casa, éstas luces deben ser aptas para 220v.


Empalmamos los cables del interruptor con los de la tira LED.

Si utilizáis un interruptor de este tipo y una tira de LED como la mía, este empalme debe estar entre el conector de los LED y el transformador a 220v. y el interruptor se debe conectar a los LED en serie.

De los dos cables que tiene la tira de LED, solo hay que cortar uno. El cable azul (neutro) no hay que cortarlo. Sólo se corta el cable de color marrón, gris o negro (fase).

Empalmamos cada extremo del cable que hemos cortado con los cables del interruptor magnético. Esto abrirá o cerrará el circuito dependiendo de si juntamos o separamos las piezas de nuestro interruptor.

* Si queréis que el empalme sea más seguro, podéis utilizar estaño y un soldador para reforzar la unión.

Una vez hecho el empalme, lo cubrimos con cinta aislante o con un tubo termo-retráctil.


Finalmente, colocamos el interruptor pegado en la puerta, enchufamos la lámpara o tira LED, y ya tenemos luz de cortesía.

Más información »
0 comentarios

Servilleteros DIY con fieltro y botones


Estrenamos 2017 con unos servilleteros muy fáciles de hacer y que quedan muy bonitos.

¿Qué necesito?

- Fieltro de diferentes colores
- Botones / corchetes / velcro...
- Aguja
- Hilo
- Boli
- Papel
- Tijeras

¿Cómo lo hago?

Primero dibujamos en un papel la plantilla que usaremos para que todos los servilleteros sean iguales. Haremos algo parecido a esto, donde el largo es 20 cm, la parte más ancha mide 8 cm de alto y el extremo más estrecho 6 cm.


Colocamos la plantilla sobre el fieltro, marcamos la forma con el boli y lo recortamos.

Cosemos un botón en la parte de la X y hacemos un corte en el otro extremo. Este corte debe tener la misma longitud que el diámetro del botón que hayamos cosido.


Fácil ¿verdad? apenas se tardan 10 minutos.

Podemos hacer varios servilleteros del mismo color para una mesa más elegante, o uno de cada color para una mesa más divertida, más del día a día, donde cada comensal sabe cuál es su servilleta por el color del servilletero.

Más información »

Seguidores

One Lovely Blog Award

One Lovely Blog Award

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *