Content

0 comentarios

DIY Navidad: Corona de Bolas


Como este año el árbol de navidad es más pequeño que otros años y me sobran un montón de bolas, voy a reutilizarlas creando una corona navideña para poner en la puerta o en alguna pared.

¿Qué necesito?

- Bolas de árbol de navidad
- 1 Percha de metal
- Alicates
- Tira de tela, fieltro o lo que nos parezca.
- Espumillon
- Tijeras
- Pegamento

¿Cómo lo hago?

Primero damos forma circular a la percha estirándola con las manos.


La abrimos y vamos metiendo bolas una a una y colocándolas como queramos. Cuando tengamos el aro lleno, cerramos la percha  retorciendo el alambre con los alicates y cortando lo que sobre


Como las bolas abultan mucho, para poder colgar la corona pegada a la pared donde la coloquemos, utilizamos los alicates para doblar la parte del colgador formando una "L" de manera que el gancho quede a ras de la pared.


Entre bola y bola se ve un poco el alambre de la percha, para taparlo colocamos una tira de espumillón al rededor de toda la corona.


Para tapar la parte del gancho, podemos utilizar un trozo de tela, poner un lazo o lo que más nos guste. Yo voy a utilizar una tira de fieltro negro, a la que le he pegado una tira decorativa en la parte central y con la que tambiéb he hecho un lazo.

Hacemos un agujero en la parte rasera para sacar el enganche y colocamos la tira alrededor de la corona y lo pegamos para cerrarlo.


Colocamos el lazo y ya está listo para colgar
Más información »
0 comentarios

DIY Navidad: Árbol de Navidad de Cartón Reciclado 2


El antiguo árbol de cartón que os mostraba en esta otra entrada, tras 5 navidades de servicio y una relación de amor-odio con el Roomba que le había dejado un poco magullado, ha pasado a mejor vida.

Este año pensaba comprar un abeto artificial, pero como sabéis que me encanta reciclar y tras una visita a la tienda sueca me encontré con que tenía varios cartones en casa, decidí aplazar la compra para otras navidades y hacer un árbol nuevo, algo simple y moderno que no ocupe mucho espacio de mi mini-piso de 70 m.

¿Qué necesito?

- Cartón
- Metro o regla de medir
- Cutter
- Pegamento de barra
- Cinta de carrocero
- Perchas de alambre de las que dan en la tintorería.
- Alicates
- Papel de periódico
- Pegamento tipo Floky o cola blanca
- Agua
- Recipiente o bandeja que luego vayamos a tirar.
- Pintura

¿Cómo lo hago?

1. Lo primero es decidir el tamaño del árbol y para ello cortaremos tiras de cartón de 10 cm de ancho y tan largas como queramos que sea de alto el triángulo que forma nuestro abeto.

Si el cartón es fino, podemos cortar varias tiras para cada lado del triángulo y pegarlas con pegamento de barra, hasta que obtengamos el grosor que queremos

2. Después tapamos lo bordes del cartón con la cinta de carrocero para tapar los huecos.

3. Unimos los extremos de las tres piezas con más cinta de carrocero formando un triángulo.


4. También hacemos una base uniendo varias piezas de cartón de la misma manera.

5. Esta base la pegamos al triángulo con pegamento, y además para reforzarlo un poco introducimos un par de alcayatas metálicas que hemos hecho con el alambre de las perchas.


5. Para la parte central, deshacemos las perchas alisando los dobleces con los alicates, dejándolas como un alambre recto del que cortamos trozos a medida que iremos colocando en el árbol. Para ello, medimos la distancia entre dos puntos del triángulo y cortamos dejando un poco más de alambre para doblar en los extremos que lo sujetarán al árbol.

Pinchamos los alambres en los lados del triángulo e intentamos que el extremo doblado quede un poco enterrado en el cartón para que no sobresalga.

Después lo tapamos con un poco de cinta de carrocero.



Si no tenéis alambre, esta parte la podéis hacer también  pegando ramitas o palitos.

6. Para preparar la superficie para pintarla, mezclamos en un recipiente agua y pegamento.

7. Mojamos en ese recipiente trozos de papel de periódico y los colocamos empapados sobre el árbol.

El truco para que no queden arrugas es introducir en la mezcla de agua y cola el trozo de papel por completo y luego colocarlo con cuidado de no dejar arrugas y que el papal se quede bien pegado.

8. Cubrimos los alambres con cinta de carrocero, dejando partes rugosas a propósito para que los adornos que coloquemos en el árbol no se resbalen hacia abajo.



9. Pintamos ya sea con spray, brocha o como más os guste. (Yo esta vez he utilizado pintura blanca de pared que tenía en casa).

10. Dejamos secar y listo para decorar a nuestro gusto.


Más información »
1 comentarios

Vinilo decorativo tapa-ñapas 2



Como podéis ver en esta foto, se me esta empezando a estropear el espejo del baño.
Debido a la humedad, la parte posterior se estropea y salen estas manchas rojas que cada vez se extienden más.


Hasta donde yo sé, no hay forma de arreglarlo, y como el espejo tiene unas medidas un poco especiales, no me apetece comprar uno hecho a medida todavía.
Así que mientras esperamos a que el estropicio sea mayor y merezca la pena el gasto, una vez más, el vinilo llega al rescate para disimularlo.

¿Qué necesito?

- Ordenador con impresora (opcional)
- Bolígrafo
- Tijeras
- Vinilo

¿Cómo lo hago?

1. En el ordenador, buscamos un tipo de letra que nos guste y que pueda tapar la mancha y la imprimimos al tamaño adecuado. Buscad una letra que sea fácil de recortar y pegar.

2. Recortamos esas letras para hacer una plantilla que pasar al vinilo, (o también lo podemos calcar directamente)


3. Colocamos la plantilla en la parte de atrás del vinilo. (la colocamos del revés, para que las letras se lean bien en la parte delantera del vinilo), y dibujamos alrededor.

*Si eres bueno dibujando, puedes saltarte estos 3 pasos y dibujar las letras directamente a mano alzada.


4. Recortamos el vinilo
5. Pegamos en el espejo de manera que tape la mancha.


Después de este pequeño apaño, ya no tengo que ver esa mancha tan anti-estética y nos da una inyección de energía positiva cada mañana. ;)

Más información »
1 comentarios

Colgador de bici

Si guardas tu bici en casa, una de las mejores formas de hacerlo es colgándola de la pared en algún rincón donde no moleste mucho, pero seguramente te habrás planteado el hecho de que las ruedas te van a manchar la pintura y no te haga mucha gracia.

Yo he solucionado este problema en mi casa con un poco de vinilo, que protege la pared de las marcas de neumáticos y se limpia bien con un paño húmedo.
 
Pero ya que vamos a poner un pegote así, vamos a intentar que quede bonito ¿no? Yo os propongo imitar el dibujo que dejaría una rueda, algo que resulta divertido por su ironía, ya que son precisamente las marcas lo que pretendemos evitar.

¿Qué necesito?
 
- Gancho de pared para bici. (Podéis encontrarlo en Decathlon por 9,99€ o cualquier otra tienda
- Rollo de vinilo de un color oscuro, negro, gris… (lo podéis comprar en cualquier bazar chino por 1 ó 2€)
- Cutter / Tijeras
- Lapiz
- Metro
- Taladro
- Tacos
- Tirafondos

¿Cómo lo hago?

1º. Marcamos el sitio donde vamos a poner el soporte, hacemos los agujeros correspondientes con el taladro, lo colocamos a modo de prueba y medimos la zona de la pared dónde van a apoyar las ruedas de la bici.
2º También medimos el ancho que necesitamos para colgar y descolgar nuestra bici sin manchar la pared.
 
3º Recortamos una tira de vinilo con esas medidas de ancho y largo y lo pegamos en la pared poco a poco. Y pegando bien el vinilo alrededor de los tacos que hemos puesto para el soporte.

* En cuanto al largo, pondremos un poco más de lo que necesitemos para asegurarnos de que no vamos a manchar la pared en ningún caso.


4º Buscamos en Google una huella de neumático que nos guste y sea fácil de dibujar, recortar y pegar a modo de puzzle. Evitemos los diseños complicados, cuanto más simple, mejor.
5º Nos hacemos una plantilla con ese diseño y en el vinilo que nos sobra, dibujamos esas pequeñas piezas que conforman la rodera que queremos copiar y las vamos pegando en la pared haciendo que el dibujo llegue desde el suelo hasta el techo.


6º Para que quede mejor, con el cutter, le quitamos algún trocito a la parte superior e inferior de la pieza grande siguiendo el patrón de la rodera para que la transición no sea demasiado tosca y se integre mejor con el resto de las piezas del puzzle.
7º Colocamos el soporte de la bici en su sitio con sus tirafondos y listo.

 

Más información »
0 comentarios

Cómo quitar pegotes de "no más clavos"


¿Has pegado algo con adhesivo tipo "no más clavos" y al retirarlo te ha quedado un pegote que no sabes cómo quitar?  pues no te preocupes, que es más fácil de lo que parece.

¿Qué necesito?

- Agua caliente
- Estropajo.
- Cuchilla limpia vitrocerámicas

¿Cómo lo hago?

Moja el estropajo en agua caliente y humedece el pegote, esto ablandará la masa.

Después pasa la cuchilla por la superficie y se quitará fácilmente.

Finalmente, vuelve a limpiar la superficie con agua caliente para quitar los restos que puedan quedar y listo.


Más información »
3 comentarios

Sujetapuertas Billete


Hoy vamos a crear un divertido sujeta-puertas que queda muy vistoso y es muy fácil de hacer

¿Qué necesito?

- Un trozo de plástico suficiente rígido como para sujetar una puerta y no quedarse doblado debajo, pero flexible para poder doblarlo. Por ejemplo el plástico que se pone para encuadernar apuntes. (yo voy a reutilizar el de un viejo dossier de documentos)
- Ordenador con impresora
- Tijeras
- Pegamento de barra
- Loctite
- Forro de libros adhesivo

¿Cómo lo hago?

Buscamos en internet la imagen del billete que queramos utilizar, (yo he cogido uno de 100€) Debe tener suficiente calidad como para imprimirlo sin que se vea pixelado, pero ojo, porque no os van a valer todos los que encontréis en Google, hay programas como Photoshop e impresoras que detectan que son billetes y no te dejan editarlos ni imprimirlos. Por lo que deberá tener algo que haga que no sea un billete 100% real.


Si queréis que sea realista, debéis hacerlo de un tamaño similar al billete real, por lo que cuanto mayor sea el valor del billete, más grande deberá ser nuestro sujeta puertas.

Un billete de 100€ tiene un tamaño de 147 mm x 82 mm, yo lo he redondeado a 150 mm x 84 mm.

Cortamos un trozo de plástico con las mismas medidas, y pegamos sobre él, el anverso y el reverso del billete que hemos impreso.


Después, pegamos el forro de libros por ambas caras para proteger el papel y que no se estropee. Este paso hay que hacerlo con mucho cuidado de que no nos queden arrugas o burbujas entre el foro y el billete.


Ahora doblamos el billete y ponemos una gota de Loctite, en la parte de dentro para que se quede siempre como si estuviese doblado.


Tras unos segundos estará seco y listo para ponerlo bajo cualquier puerta.
Más información »

Seguidores

One Lovely Blog Award

One Lovely Blog Award

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *