Content

0 comentarios

Limpiador de Brochas


Las que nos aplicamos la base de maquillaje con brocha, sabemos lo importante que es limpiarlas a menudo y lo que cuesta hacerlo simplemente bajo el grifo, ya que parece que el maquillaje alojado en ellas no se acaba nunca y siempre sale más y más.

Y lo mismo pasa con las brochas que utilizamos para pintar nuestros proyectos de bricolaje.

Así que para facilitarnos un poco la vida, hoy os traigo una pequeña herramienta para limpiarlas más rápido.

¿Qué necesito?

- Pieza de plástico (yo voy a usar una tapa de un Tupper)
- Pistola de silicona caliente con su silicona
- Tijeras o cutter
- Regla

¿Cómo lo hago?

Con el cutter y usando la regla de guía marcamos una linea en la mitad del plástico y doblamos sobre ella formando una V con la tapa, también damos unos cortes en los bordes que no se pueden doblar. Con esto al darle la vuelta se puede mantener de pie sola.


Cortamos los dos bordes laterales de una de las mitades de la tapa. Y en la otra mitad hacemos solamente un par de cortes horizontales donde enganchar los bordes que hemos cortado en el otro lado.

Así la tapa se quedará doblada de forma estable.



En una de las caras exteriores, ponemos puntitos y rallas de silicona.


En la otra cara hacemos agujeros que nos servirán para colocar el mango de la brocha y que se quede de pie mientras se seca.


Una vez terminado, ya lo podemos usar, es muy fácil:

1. Frotamos las brochas mojadas, (con jabón, desmaquillante, disolvente o lo que proceda) en la parte de la silicona para que desprendan todo el producto que contengan.
2. Una vez limpias, las dejamos de pie en los agujeros de la parte trasera para que se sequen bien.


Más información »
0 comentarios

Cuadro para calcetines perdidos


Hace ya unos años, publiqué un post de unos cuadros para emparejar los calcetines perdidos al hacer la colada. Estos cuadros tenían la finalidad de colocar los calcetines desparejados hasta que aparezca el calcetín perdido y así juntar la pareja de nuevo.

Hoy me he animado a crear mi versión para colgarlo en mi terraza-tendedero, y aquí os dejo los pasos para hacerlo vosotros si os gusta el resultado.

¿Qué necesito?

- Un cuadro Ribba de Ikea
- Ordenador con impresora o mucho arte dibujando
- Cuerda
- Cutter
- Pegamento (tipo cola blanca para madera)
- Grapadora
- Tijeras
- Mini pinza

¿Cómo lo hago?

Primero hacemos el diseño que queramos en el ordenador y lo imprimimos. Yo he dibujado esto:


Desmontamos el marco. (A estas alturas del blog, ya sabréis que utilizo mucho estos cuadros de Ikea, me encantan como quedan con todo). En esta ocasión, no vamos a utilizar el paspartú que trae, y vamos a invertir el orden de los elementos, colocando el cristal en el fondo del cuadro en vez de en el frente.

Vamos a poner una cuerda para colgar los calcetines perdidos, y para que el marco encaje bien al montarlo, debemos hacer unas pequeñas hendiduras del grosor de la cuerda con el cutter.


Echamos un poco de pegamento en la hendidura y colocamos la cuerda. También ponemos un poco de pegamento en los laterales, y además reforzamos con una grapa para que la cuerda no se despegue al colgar los calcetines.


Montamos el cuadro: Primero va el marco con la cuerda, después el cristal, luego el dibujo y por ultimo la tapa del fondo. Finalmente colocamos la o las mini-pinzas en la cuerda para colgar los calcetines que se queden desparejados.

Más información »
0 comentarios

Nuevos usos: De lámpara a macetero


Cuando empecé a amueblar la casa había que poner muchas cosas de golpe, y en algunas estancias optamos por opciones baratas para salir del paso como colocar globos de papel para no ver una bombilla con un casquillo sin más.

Con el tiempo, esos globos se han ido sustituyendo por lámparas que los han relegado al fondo del armario de los trastos.

Hasta que un día te pones a hacer limpieza en el armario y dices "o lo uso para algo, o lo tiro" y como sabéis que no me gusta mucho tirar... se me ocurrió darle un nuevo uso a este globo de papel: usarlo de macetero para la terraza y decorar uno de sus rincones.


Evidentemente al ser de papel, solo se puede usar en interior y preferiblemente en zonas donde no haya mucha corriente ya que pesa poco y saldría rodando.

Es tan simple, como colocar un par de piedras en la base para que tenga estabilidad y después introducir las ramitas todas juntas y dejar que ellas solas se acomoden en el globo.


¿Y vosotros? ¿Os animáis a dar una nueva vida a algún objeto olvidado??

Más información »
0 comentarios

Detalles de Boda: Regalar dinero "Romper en caso de emergencia"


Esta es una forma de regalar dinero con un toque original y divertido.
La idea no es mía, la vi en ese gran inspirador que es Pinterest y tirando del hilo llegué al blog: Yo no lo tiraría.

¿Qué necesito?

- Un marco con bastante fondo, el Ribba de Ikea es ideal para este proyecto
- Pintura en spray roja.
- Rotulador permanente
- Plantilla con la frase que queremos poner en el cristal
- Monedas
- Celo
- Silicona transparente (opcional)
- Martillo (Opcional)


¿Cómo lo  hago?

Desmontamos el marco, quitamos el paspartú y pintamos todas las piezas de color rojo.


Hacemos una plantilla con la frase "Rómpase en caso de emergencia", la colocamos debajo del cristal y la sujetamos con un poco de celo. Después con el rotulador permanente vamos escribiendo sobre el cristal.


Cuando la pintura esté seca, montamos el cuadro, colocamos el cristal y lo llenamos con las monedas.

Llegados a este punto, como no quise ser mala y las monedas eran de 1€, ocupaban muy poco y el marco quedaba muy pobre. Para que os hagáis una idea, esto es lo que abultan 300€ en monedas de 1€


Cabrían perfectamente otros 300 o 400€, pero si metéis tanto dinero, ojo con el peso, porque estas ya alcanzaban los 3kg.

Para no meter más dinero y rellenar más hueco podéis utilizar monedas de menos valor, por ejemplo de 50 cent que abultarían el doble, o hacer lo que hice yo: rellenar hueco con silicona transparente.

Extendemos la monedas de forma que tapen todo el cristal y después ponemos silicona encima de las monedas hasta llegar a la altura del marco interior donde se apoya la tapa del cuadro.

La finalidad es que rellene espacio y que las monedas no se muevan y se amontonen en la parte inferior como en la foto anterior. Queremos que el dinero cubra todo el marco.


Tranquilos porque este pegamento no estropea las monedas, y como solo toca la última capa de monedas, es fácil de quitar.

Esperamos a que se seque la silicona, y éste es el resultado al colocarlo de pie.


Si queréis que efectivamente la única forma de sacar las monedas sea romper el cristal delantero, podéis aprovechar a sellar la tapa trasera con la silicona y añadir al regalo un martillo ;)
Más información »
2 comentarios

Armario de reciclaje Low Cost con Zapatero de IKEA


¿Os habéis fijado lo caros que son los armarios con compartimentos para separar los residuos para el reciclaje? No entiendo por qué es así cuando es el mismo sistema que un zapatero pero con un cubo dentro...



Yo quería un armario de estos para poner en la terraza y así tener ese espacio recogido y mono en vez de tener en un rincón una bolsa del super para el cristal, otra para latas etc. Pero me negaba a pagar los precios que veía en internet por este tipo de armarios, así que, me fabriqué uno low cost con un zapatero BISSA de IKEA.

¿Qué necesito?

- Zapatero BISSA



- 2 Percheros de plástico (uno para cada compartimento)
- Cinta de doble cara

¿Cómo lo hago?

1. Monta el zapatero siguiendo las instrucciones del fabricante, pero deja sin colocar la tabla que divide cada compartimento.


Para poder sujetar una bolsa en su interior vamos a colocar unos ganchos. Usaremos un perchero de los chinos que cuesta menos de 1€ y que tiene los ganchos desmontables, lo que nos permite dejar solo los que mejor se adapten a nuestras necesidades.


2. Como el perchero es un poquito más grande que el armario, cortamos el trozo que nos sobra, y después lo pegamos a la puerta abatible del zapatero con cinta de doble cara.


3. Enganchamos la bolsa en el perchero y listo para llenarlo de vidrio, plástico, latas... todo lo que queramos reciclar.

Más información »
4 comentarios

Detalles de Boda: Entregar dinero a los novios


Regalar dinero en una boda es algo muy habitual, pero si no quieres entregarlo en un sobre blanco, ni te apetece complicarte demasiado la vida, puedes optar por un paso intermedio y meterlo dentro de un sobre algo más original, como éste.

La gracia de este embalaje es la frase "Seguro que éste regalo, no lo tenéis que cambiar". El resto es cosa tuya. Puedes hacer el diseño en el ordenador o dibujarlo a mano.

Este tipo de sobres seguro que se puede comprar en papelerías, pero lo bonito de hacerlo uno mismo, es personalizarlo con los nombres o los gustos de los novios.

Las medidas que yo considero adecuadas son las siguientes:

- 22 cm de largo (que al doblarlo se queda en 11 cm) + 1 ó 2cm por cada lado para las pestañas
- 20 cm de alto (que al doblarlo se queda en 10 cm)

Este tamaño de 26x20 cm cabe perfectamente en un folio normal.

¿Qué necesito?

- Papel
- Tijeras o un cutter y una regla.
- Pegamento de barra
- Ordenador con impresora o un poquito de arte dibujando.

¿Cómo lo hago?

1. Hacer el diseño.

Tened en cuenta que como vamos a doblar la hoja, los dibujos de una de las caras deben estar boca abajo y también que la portada debe estar a la derecha y la contraportada a la izquierda para que todo quede en su sitio cuando lo cerremos.

En los laterales de la mitad inferior o superior del diseño, dibujamos unas pestañas para pegar las dos caras del sobre.
* Si queremos que quede más profesional, para que no se vea el interior del sobre blanco, podemos imprimir en la otra cara del papel un rectángulo del color que queramos y que ocupe toda la hoja.

2. Imprimir y recortar.


* Si no sois muy buenos recortando lineas rectas con las tijeras, podéis colocar una regla a lo largo de la linea a cortar y pasar un cutter pegado al borde de la regla. Así os quedará un corte recto y perfecto.

¡Ojo! Si usáis está técnica, poned un cartón u otra protección debajo del folio para no cortar la mesa.

3. Doblar por la mitad, tanto a lo largo como a lo ancho.
4. Pegar las pestañas laterales con pegamento de barra


5. Introducir el dinero que queramos regalar. Y después podemos meterlo todo dentro de un sobre que hagamos a medida.

Más información »
1 comentarios

¡Vinilo al rescate!... una vez más: Renovar una campana extractora


El vinilo, de nuevo al rescate de los pobres, para subsanar errores sin gastar mucho dinero.

Cuando amueblamos la cocina, quería poner una campana extractora de color negro, pero el de la tienda de electrodomésticos me dijo que eran muy sucias, que cada pequeña salpicadura se veía mucho y que la tendría que limpiar cada vez que cocinase, por lo que nos decantamos por una campana con cristal transparente ¡¡ERROR!!


¿Por qué? Pues porque puede que la negra se vea sucia enseguida, pero le pasas una bayeta y listo, en cambio la de cristal transparente, puedes limpiarla igual y tener el frente impoluto, pero todo el polvo que se acumula por detrás se ve, dándole un aspecto como de cristal esmerilado, y la parte trasera no es tan fácil de limpiar como la delantera.

Para más desesperación, la parte inferior de mi campana está pegada a la pared, por lo que no puedo meter nada para limpiarla por detrás, así que la única solución es desmontar el cristal, limpiarlo y volver a colocarlo.

Con eso, consigues tenerla limpia hasta que se vuelve a acumular el polvo, es decir... ¡nada! y es un verdadero fastidio.


Así que después de 6 años desmontándola cada poco tiempo, me he cansado. Y como mientras funcione no la pienso cambiar, he decidido ponerle vinilo por detrás para que no se vea el polvo que se acumule y así solo tener que desmontarla cuando quiera hacer limpieza general de la cocina y no cada dos por tres.

¿Qué necesito?

- Vinilo
- Espátula de plástico.
- Tijeras
- Alfiler (opcional)

¿Cómo lo hago?

Limpiamos bien el cristal para que esté impoluto. Aseguraos de que no quede ninguna motita o se notará al poner el vinilo.

Pegamos el vinilo por la parte trasera, ayudándonos de una espátula o tarjeta de crédito para pegarlo bien a medida que avanzamos y que no queden burbujas.

Si nos sale alguna burbuja, podemos pincharla con un alfiler y pegar bien el vinilo con la espátula para quitar la burbuja y que no se vea el agujero del alfiler.

Así de simple.

Como yo no tenía ningún vinilo tan grande como el cristal que me permitiese cubrir la superficie sin hacer ningún empalme y la idea de que se notase un corte en medio de la campana no me hacía mucha gracia, pensé que si debía hacerlo en varios trozos, haría que tuviesen sentido, y opté por darle un toque más alegre haciendo que fuese a juego con el vinilo del árbol que tengo en la otra pared de la cocina.


Para ello, primero hacemos el diseño de una rama a mano alzada, para hacernos una idea de dónde colocar cada elemento.


A continuación lo dibujamos y recortamos en el vinilo. Con negro hacemos las ramitas y con verde las hojas.

Colocamos primero estos elementos y después el vinilo blanco encima y aprovechamos las ramas para hacer el corte del vinilo blanco y que todo se vea uniforme por la parte delantera.


Finalmente, colocamos el cristal en su sitio, ¡y ya tenemos campana nueva!



Más información »
1 comentarios

Cajonera DIY


Hay veces que buscamos un mueble con unas medidas tan específicas que es imposible encontrarlo, yo necesitaba una cajonera que encajara en el hueco que me dejaban en un rincón del pasillo dos armarios Godmorgon de Ikea y encontrar una cajonera de 96 cm de alto, por 21 de ancho con un fondo de solo 14 cm, era imposible, así que tocaba ponerse manos a la obra y fabricarse una.

En esta entrada vamos a ver cómo hacer nuestra propia cajonera con las medidas que nosotros queramos.

¿Qué necesito?

- Madera /DM/ Ocume
- Listón de 1cm
- Tiradores para cajones.
- Sierra
- Taladro
- Martillo
- Metro
- Lapiz
- Cola para madera
- Puntas

¿Cómo lo hago?

Primero debemos hacer un armazón que albergue los cajones. Utilizaremos 4 tablas de madera de las medidas que necesitemos que tenga la cajonera y otra tabla más para que haga de fondo. (En mi caso, la cajonera va a ir colgada en una pared que no es muy regular, por lo que no le he puesto fondo)

1. Las tablas se unen primero con cola blanca para madera y después se refuerzan clavando unas cuantas puntas a lo largo de las uniones.

*Si queréis y el grosor de la madera os lo permite, podéis meter  también tubillones de madera para reforzar las uniones.


2. En los laterales de esta estructura, medimos la distancia a la que queremos que estén los cajones y clavamos con puntas unos listones de madera de 1cm de grosor sobre los que se apoyarán y deslizarán los cajones.


Para hacer los cajones:

1. Medimos el hueco que nos queda libre en el interior del armazón que hemos hecho.
2. Cortamos varios trozos de madera para hacer la base, el fondo y los laterales del cajón.
3. Los unimos con cola blanca y reforzamos la unión con puntas.


4. Unimos esta estructura al frente del cajón, que será una tabla un poco más larga y más ancha que el cajón en sí. Esta unión la haremos sólo con cola de madera, porque las puntas se verían y quedarían feas.

5. Ahora toca la parte estética: lo podemos pintar, barnizar, forrar con un papel bonito, vinilo, etc. (si lo vamos a forrar, sí que podemos poner puntas en el frente ya que no se van a ver)


6. Finalmente con el taladro hacemos un agujero en el centro de cada frente y colocamos los tiradores introduciendo el tornillo por la parte interior del cajón y enroscando el pomo por la parte exterior.


Pensaba dejar los cajones de color blanco como en las fotos que veis, pero al ponerlo junto a los armarios Godmorgon, se veía que eran dos tonos de blanco diferentes, así que opté por forrarlo con vinilo de color gris y así quedó la cajonera acabada.

Más información »
1 comentarios

Cajón a medida para estanteria de mesas Lack


¿Os acordáis de la estantería que hicimos con dos mesas Lack para aprovechar un hueco muerto del despacho? Podéis verla pinchando en este enlace.

Recordaréis que para aprovechar la parte inferior que quedaba condenada con el sofá, hicimos un apaño rápido creando un cajón con el cartón del embalaje de las mesas.


Ahora hemos cambiado el sofá de sitio y el cajón de cartón ya no nos parece una solución adecuada, por lo que vamos a hacer un cajón en condiciones para seguir guardando las mismas cosas en ese hueco, pero que quede mejor estéticamente.


¿Qué necesito?

- La balda inferior de una de la mesas que no usamos en su momento.
- Cinta de carrocero
- Sierra
- Ocume de 1cm de grosor
- Cola blanca para madera
- Puntas finas
- Martillo
- Escuadras metálicas
- Tornillos con menos de 1cm de rosca
- Fieltro adhesivo
- Taladro
- Destornillador.
- Tiradores.
- Pintura blanca (opcional)
- Pincel (opcional)

¿Cómo lo hago?

Como frente del cajón vamos a utilizar la balda inferior que nos sobró de una de las mesas Lack y que no utilizamos al hacer la estantería. Es perfecta porque tiene el mismo color y acabado que el resto de la estantería.

Como es demasiado grande la tenemos que cortar. Debe tener 79,5cm de ancho por 39,9cm de alto.

Para que no se levante la pintura blanca al hacer el corte, ponemos un poco de cinta de carrocero donde tenemos que cortar.


Haremos el corte en el lateral que menos se vea y en la parte inferior, así las zonas que no tienen canteado quedan más disimuladas.

No obstante, de forma opcional podemos mejorarlas un poco pintando esos cantos, primero con un poco de cola blanca para que selle la superficie y después con un poco de pintura.

O podemos comprar en nuestra tienda de bricolaje unas tiras que existen para cantear tableros, que se venden en rollos y se pegan con la plancha de la ropa.


El resto del cajón, lo haremos con una tabla de ocume de 1cm de grosor. Tomamos medidas y cortamos las piezas que necesitamos para hacer la base, el fondo y los laterales del cajón. También podemos pedir que nos lo corten en nuestra tienda de bricolaje al comprar el material.

Pegamos las tablas de ocume entre sí con cola blanca, esperamos que seque y afianzamos la unión clavando varias puntas.


Para unir el armazón que hemos hecho de ocume con la parte frontal, lo pegamos igualmente con cola blanca. Pero en este caso no podemos clavar puntas para afianzar la unión porque se verían y quedarían feas.

Por eso, vamos a colocar en el interior del cajón escuadras metálicas en forma de "L" que fijaremos con tornillos que no tengan más de 1 cm de rosca para que no atraviesen al otro lado del frontal.

Al pegar la carcasa con el frontal, debemos tener en cuenta que el cajón se apoyará sobre la balda que pusimos como base de la estantería, por lo que debemos medir la distancia de esa balda al suelo (que si os acordáis del otro post eran 5 cm), y dejar esa misma distancia entre la parte inferior del frente del cajón y la base de nuestro armazón de ocume, como se ve en la foto.


Para que el cajón se deslice bien sobre la balda de la estantería, le colocamos en la parte inferior unas tiras de fieltro adhesivo.


Por último, marcamos dónde queremos colocar los tiradores del cajón. Hacemos un agujero con el taladro y finalmente los instalamos con sus respectivos tornillos.

Más información »

Seguidores

One Lovely Blog Award

One Lovely Blog Award

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *